top of page

Guía Ayurvédica para equilibrar tu energía.

En base a la explicación dada en el segmento de Ayurveda, es provechoso elaborar sobre el concepto de los Doshas, cómo identificar estas tendencias en cada uno es una de las herramientas centrales de este sistema.


El Ayurveda pone un gran énfasis en la prevención y fomenta el mantenimiento de la salud a través de una estrecha atención al equilibrio en la vida, el pensamiento correcto, la dieta, el estilo de vida y el uso de hierbas. Este conocimiento permite a uno entender cómo crear esta coherencia de cuerpo, mente y conciencia de acuerdo con la propia constitución individual y cómo hacer cambios en el estilo de vida para lograr y mantener este balance. Al igual que cada uno tiene una huella dactilar única, cada persona tiene un patrón particular de energía, una combinación individual de características físicas, mentales y emocionales, que comprende su propia constitución.


Según esta ciencia, todo el cosmos es una interacción de las energías de los cinco grandes elementos o estados agregados de la materia: el éter, el aire, el fuego, el agua y la tierra. Vata, Pitta y Kapha son combinaciones y permutaciones de estos cinco elementos que se manifiestan como patrones presentes en toda la creación. En el cuerpo físico, vata es la energía sutil del movimiento, pitta la energía de la digestión y el metabolismo, y kapha la energía que forma la estructura del cuerpo.





Vata: Las personas dominadas por Vata suelen ser delgadas, ágiles, con una mente activa y creativa. Cuando está desequilibrado, puede presentarse como ansiedad, insomnio, sequedad en la piel y problemas digestivos.


Pitta: Las personas Pitta suelen ser enérgicas, con una mente analítica, capacidad de liderazgo y apetito fuerte, pitta promueve la comprensión y la inteligencia. El desequilibrio puede manifestarse en irritabilidad, acidez estomacal, piel sensible o inflamaciones, como también ira, odio y celos.


Kapha: Las personas Kapha suelen tener constituciones más robustas, ser calmadas, compasivas y tener una buena resistencia física. En equilibrio, la kapha se expresa como estabilidad y calma. El desequilibrio puede conducir a la letargia, aumento de peso, congestión, apego y codicia.


El examen de los doshas nos brinda un entendimiento tanto de una constitución como una tendencia, siendo la segunda variable a lo largo de la vida. Es de vital importancia entender esto porque el propósito no es encasillarse en un tipo, sino entender que tenemos todos los elementos y que estos pueden cambiar en sus tendencias agravadas. Eh aquí la practicidad de esta guía, donde se exponen las bases para el cuidado de cada dosha…


Primero el test: Este test es cualitativo y si bien algunas cosas pueden ser/parecer fijas en tu constitución, hay otros aspectos que pueden variar. Te invito a que aprendas a identificar estas cualidades para que así puedas entender como vas evolucionando a lo largo de tu vida.


—Descarga—


Dosha Test
.pdf
Download PDF • 1.13MB


Hecho eso, a continuación se presentan los 3 biotipos y algunas recomendaciones generales.


Cabe acotar que las recomendaciones de la parte dietaria son de carácter vegano. Existen muchas pruebas que este tipo de alimentación es la mejor no solo para la salud y la longevidad sino para el planeta. Si te gustaría probar esta dieta te podría orientar en una sesión hacia tus necesidades específicas.


Kapha


Las recomendaciones son:


  • Actividad Física Regular: Es importante mantenerse activo físicamente para contrarrestar la tendencia hacia la inercia y la falta de motivación asociadas con Kapha. Se recomienda hacer ejercicio regularmente, preferiblemente actividades vigorosas y dinámicas como el yoga, la natación, el baile, el senderismo, entre otros.


  • Mantener una Rutina: Establece una rutina diaria que incluya horarios regulares para comer, dormir y hacer ejercicio. Una rutina estructurada puede ayudar a equilibrar Kapha y a mantener la energía y la vitalidad.


  • Mantenerse Mentalmente Activo: Estimula tu mente con actividades intelectuales y creativas como la lectura, la escritura, la pintura, la música o los juegos mentales. Mantenerse mentalmente activo puede ayudar a contrarrestar la apatía y la complacencia asociadas con Kapha.


  • Fomentar la Socialización: Los tipos Kapha tienden a ser afectuosos y empáticos, pero también pueden volverse solitarios o aislados. Fomenta las relaciones sociales y busca la compañía de amigos y familiares para mantener un equilibrio emocional y mental saludable.


  • Practicar la Moderación: Practica la moderación en todas las áreas de la vida, incluyendo la dieta, el ejercicio, el trabajo y el descanso. Evita los excesos y busca un equilibrio armonioso en todo lo que hagas.


Para la dieta:


  • Alimentos Secos y Ligeros: Se recomienda consumir alimentos secos y ligeros para contrarrestar la pesadez asociada con Kapha. Esto incluye granos integrales ligeros como la cebada, el mijo y el quinua.


  • Especias Picantes y Calientes: Los sabores picantes estimulan el fuego digestivo y ayudan a aumentar el metabolismo, lo que es beneficioso para equilibrar Kapha. Incluyen alimentos como:  el jengibre, el chile picante, la pimienta negra, el clavo de olor, la canela, mostaza y la cúrcuma.


  • Evitar Alimentos Pesados y Aceitosos: Se recomienda evitar alimentos grasos y pesados, ya que pueden aumentar la sensación de lentitud y pesadez en individuos Kapha. Esto incluye alimentos fritos, lácteos enteros y comidas muy grasosas.


  • Sabores amargos: Los sabores amargos ayudan a secar el exceso de humedad y a desintoxicar el cuerpo, lo que es importante para contrarrestar la pesadez y la lentitud asociadas con Kapha. Incluyen alimentos como: verduras de hojas verdes (espinacas, col rizada, acelgas), verduras crucíferas (brócoli, coliflor, coles de Bruselas), té de hierbas amargas (diente de león, hojas de neem).


  • Sabores Astringentes: Los sabores astringentes ayudan a tonificar los tejidos y a reducir la retención de líquidos, lo que es beneficioso para equilibrar Kapha. Incluyen alimentos como: legumbres (frijoles, guisantes), frutas astringentes (manzanas, peras), frutos secos (almendras, nueces), granos integrales (cebada, quinoa).


  • Reducir Alimentos Dulces y azúcar: Se recomienda limitar el consumo de azúcar y alimentos dulces, ya que pueden agravar Kapha. Opta por alternativas naturales como el jarabe de arce o la miel cruda y sin calentar en pocas cantidades.


  • Legumbres: Las legumbres como lentejas turcas, garbanzos y porotos mung son una buena fuente de proteínas magras y fibras para los individuos Kapha. Se recomienda consumirlas en cantidades moderadas y bien cocidas.


  • Evitar Alimentos Fríos y Congelados: Se debe evitar el consumo de alimentos fríos y congelados, ya que pueden aumentar la sensación de pesadez y lentitud en individuos Kapha. Es mejor optar por alimentos tibios o calientes.


  • Infusiones de Hierbas: Las infusiones de hierbas como el jengibre, la menta, la canela y el hinojo son útiles para estimular la digestión y equilibrar Kapha.





Vatta

Las recomendaciones son:


  • Calor y Estabilidad: Debido a que Vata es frío y móvil por naturaleza, es importante contrarrestar estas cualidades con calor y estabilidad. Esto puede lograrse a través de alimentos, bebidas y ambientes cálidos, así como rutinas y actividades que proporcionen estabilidad y tranquilidad.


  • Hidratación: Las personas Vata deben asegurarse de mantenerse bien hidratadas, bebiendo suficiente agua tibia o a temperatura ambiente durante todo el día. Evitar las bebidas frías o heladas es especialmente importante para equilibrar Vata.


  • Rutina y Regularidad: Establecer una rutina diaria estructurada y seguir horarios regulares para comer, dormir, trabajar y hacer ejercicio puede ayudar a proporcionar estabilidad y equilibrio a las personas Vata.


  • Descanso y Relajación: Dado que Vata puede causar inquietud y ansiedad, es importante dedicar tiempo a actividades relajantes y calmantes, como el yoga suave, la meditación, la respiración consciente, los masajes con aceite caliente de sésamo o almendras y los baños de agua tibia.


  • Manejo del Estrés: Al ser más sensibles al estrés, por lo que es importante evitar situaciones estresantes siempre que sea posible y practicar técnicas de manejo del estrés para mantener el equilibrio emocional.


  • Protección contra el Frío y el Viento: Debido a su sensibilidad al frío y al viento, las personas Vata deben protegerse bien con ropa abrigada y usar bufandas u otros accesorios para cubrirse la cabeza y el cuello en climas fríos y ventosos.


  • Contacto con la Naturaleza: Pasar tiempo en la naturaleza, especialmente en entornos tranquilos y serenos, puede ayudar a equilibrar Vata y restaurar el bienestar físico y emocional.


  • Moderación en Actividades Físicas: Si bien es importante mantenerse activo, las personas Vata deben practicar ejercicios suaves y estabilizantes, evitando el exceso de actividad física que pueda aumentar la ansiedad o la inestabilidad. Se recomienda priorizar ejercicios de fuerza y resistencia


Para la dieta:


  • Alimentos Calientes y Nutritivos: Prioriza alimentos calientes, cocidos y nutritivos que sean reconfortantes para el sistema digestivo y proporcionen estabilidad. Esto incluye sopas, guisos, cereales calientes, y comidas cocidas con especias que generen calor interno como el jengibre, la canela y el comino.


  • Grasas y Aceites Saludables: Incorpora grasas y aceites saludables en tu dieta para contrarrestar la sequedad. Alimentos como el aguacate, el aceite de coco, el aceite de sésamo y el aceite de oliva virgen extra.


  • Alimentos Hidratantes y Jugosos: Consume alimentos que sean naturalmente hidratantes y jugosos, como frutas maduras, verduras cocidas, sopas y batidos de hojas, infusiones, etc.


  • Reducir Alimentos Secos: Limita el consumo de alimentos secos, ya que pueden aumentar la sequedad y la ligereza de Vata. Esto incluye panificados solos, palomitas de maíz, y vegetales almidonadas crudas.


  • Cereales y Granos Calientes Cocidos: Prefiere cereales y granos calientes y cocidos, como el arroz, la avena, la quinua, el trigo sarraceno y el mijo. Estos alimentos son fáciles de digerir y proporcionan una fuente de energía estable.


  • Proteínas de Fácil Digestión: Opta por proteínas de fácil digestión, como lentejas marrones/rosadas, garbanzos, tofu, tempeh. Evita los alimentos fritos, ya que son pesados e inflamatorios para el sistema digestivo.


  • Especias Calientes y Aromáticas: Incorpora especias calientes y aromáticas en tus comidas para estimular el fuego digestivo y equilibrar Vata. Algunas especias beneficiosas incluyen el jengibre, la canela, el clavo de olor, la cúrcuma, el hinojo y el cardamomo.


  • Sabores ácidos, salados y dulces: Los sabores ácidos ayudan a estimular el fuego digestivo y a mejorar la digestión, lo que es importante para equilibrar Vata. Incluyen alimentos como: Frutas ácidas (limones, naranjas, kiwis) y fermentados (chucrut, kimchi). Los sabores salados ayudan a retener la humedad y la hidratación, lo que es beneficioso para contrarrestar la sequedad asociada con Vata (Algas Marinas, el uso moderado de sales enteras como la sal rosada).  Los sabores dulces son nutritivos, reconfortantes y “enraizadores” para Vata. Incluyen alimentos como frutas maduras (plátanos, mangos, uvas, higos), vegetales dulces (zanahorias, batatas, calabaza), cereales integrales (arroz basmati, avena, quinoa), legumbres (lentejas, garbanzos, guisantes).



Pitta

Las recomendaciones son:


  • Hidratación Adecuada: Bebe suficiente agua fresca y pura a lo largo del día para mantener el cuerpo hidratado y ayudar a eliminar toxinas. Evita las bebidas muy frías o heladas, ya que pueden apagar el fuego digestivo.


  • Horarios Regulares para Comer y Descansar: Establece horarios regulares para comer, descansar y dormir para mantener un equilibrio en el cuerpo y la mente. Evita saltarte comidas y evita comer tarde en la noche.


  • Ambientes Tranquilos y Relajados: Busca ambientes tranquilos y relajados que te ayuden a mantener la calma y reducir los estímulos excesivos. Practica técnicas de relajación como yoga nidra, pranayamas y el masaje.


  • Moderación en la Actividad Física: Realiza ejercicio físico sin excederte en intensidad, como caminar, nadar, practicar yoga y tai chi, para mantenerte en forma sin aumentar demasiado el calor interno del cuerpo.


  • Practicar la Compasión y la Paciencia: Cultiva cualidades de compasión, paciencia y tolerancia hacia los demás y hacia ti mismo. Evita el perfeccionismo y la autocrítica excesiva, y permítete ser humano con tus propias limitaciones y errores.


  • Tiempo al Aire Libre: Dedica tiempo al aire libre en entornos naturales para refrescar la mente y el cuerpo. Disfruta de actividades al aire libre como caminar por la naturaleza en horas tempranas o por la tarde cuando no hace mucho calor.


  • Cuidado de la Piel: Protege tu piel del sol directo y del calor excesivo, y usa productos suaves y naturales para el cuidado de la piel que ayuden a mantener su equilibrio y frescura.


  • Refrescar el cuerpo: Un artilugio para contrarrestar el exceso de Pitta es tomar duchas frías a lo largo del día.


Para la dieta:


  • Alimentos Refrescantes: Prioriza alimentos que sean refrescantes y que ayuden a calmar el fuego interno de Pitta. Esto incluye frutas dulces y maduras como uvas, peras, mangos, sandías, manzanas dulces, y bayas. Además, verduras frescas y jugosas como pepinos, calabacines, lechuga, espárragos, y apio son muy adecuadas.


  • Reducir Alimentos Picantes y Ácidos: Reduce o elimina los alimentos picantes, ácidos y picantes de tu dieta, ya que pueden aumentar el fuego digestivo de Pitta y causar irritación. Esto incluye chiles picantes, vinagre, cítricos, y alimentos muy condimentados.


  • Granos y Cereales: Opta por granos y cereales integrales que sean refrescantes y de sabor dulce, como arroz basmati, cebada, avena, trigo sarraceno, quinua, y couscous.


  • Proteínas Magras: Elige proteínas magras y fáciles de digerir como lentejas, garbanzos, tofu, tempeh.


  • Especias Suaves: Incorpora especias suaves y refrescantes como el cilantro, el comino, el hinojo, el cardamomo, el cilantro, la menta y el jengibre fresco. Estas especias ayudan a calmar Pitta sin aumentar su fuego interno.


  • Alimentos Amargos y Astringentes: Los sabores amargos tienen cualidades refrescantes y desintoxicantes que son beneficiosas para Pitta. Ayudan a equilibrar el fuego digestivo y a reducir la inflamación. Incluyen alimentos como: verduras de hojas verdes (espinacas, acelgas, lechuga), verduras crucíferas (brócoli, coliflor, coles de Bruselas), hierbas amargas (diente de león, hojas de neem), té de hierbas amargas. Los sabores astringentes ayudan a refrescar y secar el exceso de humedad asociado con Pitta. Ayudan a calmar la irritación y la inflamación. Incluyen alimentos como: legumbres (frijoles, guisantes), frutas astringentes (manzanas, granadas), frutos secos (almendras, nueces), granos integrales (cebada, quinoa).


  • Aceites Refrescantes: Utiliza aceites como el aceite de coco, el aceite de girasol y el aceite de oliva virgen extra en cantidades moderadas para cocinar y condimentar los alimentos.


  • Reducir el Alcohol y la Cafeína: Limita o evita el consumo de alcohol y cafeína, ya que pueden aumentar el calor interno y causar desequilibrios emocionales y físicos.


Para concluir cabe recalcar que el cuidado es relativo y variable acorde a los factores mencionados arriba, además en el caso de tener 2 o los 3 doshas cerca entre sí, hay que saber aplicar según las necesidades más explícitas. Entonces es muy importante que uno aprenda a identificar las tendencias a lo largo de las diferentes tiempos y escenarios, y así aplicar las recomendaciones dadas en base a una atenta auto-observación.





63 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page